miércoles, 2 de marzo de 2011

ELLA, LA ANTORCHA


Tiembla la antorcha en la mano
que la aproxima al fuego,
se atolondra y desvanece
dentro el crepitar del deseo.

Se arrebuja mimosa
entre la llama que la cubre
y despierta anhelante en colores
verdes, rojos y azules.

En manos de su hacedor
camina gloriosa en triunfos
de ser su amante generosa
por el amor que se profesan.

Siempre de la mano ella
consiente en los deseos del
que son las añoranzas della
cantadas con discreción y simpleza.

Abrazados por el tiempo
siguen las huellas del destino
anteponiendo su gran amor
a todo encuentro dañino.


Leonor Rodríguez Rguez

2 comentarios:

MiLaGroS dijo...

¡ Que derroche de creatividad y romanticismo!. Un beso grande.

Leo dijo...

Gracias querida Milagros, jejejee
yo soy así, no puedo menos.
Abrazosssss
Leonor.