viernes, 17 de abril de 2009

SENTIMIENTOS



Yo lo tengo en mi palacio de cristal, ni en fosa ni en cripta, lo tengo en un jarrón fuera de las miradas indiscretas donde lo veo yo, solo yo.



Mi mente vuela al jarrón, donde tengo a mi amor, de día de noche y en todo momento que entro en mi aposento.



Me voy. ¡Ya llegué!, en mi mente suenan las palabras mudas de su contestación.



Me tenías intranquilo,¿estas bien? y empieza la conversación: Me retrasé algo, pero no fue mi intención sumirte en la preocupación. Ya sabes, la circulación que cada día está peor.



¿El mar? ¿la playa?.



Muy bien las dos.



La playa sublime, como es día de labor, la gente trabajando lo que dio lugar al bajón.



Toda la playa para mí y cuatro o algo más, digo yo.



El mar en toda su grandiosidad, ya sabes:



Fuerte, sus olas gigantescas rompían en la orilla con gran desazón.



¿Te bañaste?



Sí, con el agua hasta la pantorrilla por si venía el empujón.



Y así, soñando y soñando nos dormimos los dos, yo en mi aposento y él en su Jarrón.






4 comentarios:

CANTACLARO dijo...

.

Es muy duro este relato querida Leonor.

besos,

Ana Lucía

.

Leo dijo...

Sí, es doloroso. Cuando ya no podía valerse y en tiempo de verano, mientras dormía la siesta, yo me iba a la playa un rato, esa era nuestra conversación cuando llegaba a casa. Luego lo preparaba y salíamos a dar una vuelta, él en silla de ruedas, pero eramos felices y le hecho mucho de menos.
Besinos

ELINA dijo...

amiga querida, diosa del ciber espacio, debe ser duro perder al compañero de tantos años... soy muy consiente de la diferencia de edad con mi marido, y el solo hecho de pensar que alfgun dia lo perdere me desespera, no se como viviria sin el, sin sus caricias y sus consejos...
desde la distancia te abrazo y te mando un te quiero gigante como el amor que sembraste.

Leo dijo...

Gracias Elina, flor clara de mi jarrón bloguero.
Te digo flor clara porque escribes como lo sientes.
besinos para tí y tu pequeña.