miércoles, 8 de abril de 2009

LA VEJEZ


Cuando se encanece en pareja es hermoso. Te mira, le miras, no se dice nada, pero se piensa: Ya nos estamos haciendo viejos, y te entra un amor tan profundo y recíproco que no tiene nada que ver con el amor de juventud. No se miran las arrugas ni el pelo blanco, no ves nada más que al ser que amaste y que ahora lo amas dos veces, como nuevo y como viejo.

LEONOR

4 comentarios:

ELINA dijo...

QUE HERMOSO LEO!!!
TE CUENTO QUE YO ME ENAMORE DE UNAS CANAS... AUNQUE NO LAS VI APARECER, LAS AMO PORQUE REPRESENTAN LAS VIVENCIAS DE MI HOMBRE.
AUNQUE TENGA 33 Y EL 64, PUEDO ASEGURARTE QUE VIVIMOS CADA MOMENTO COMO SI NOS CONOCIERAMOS DE OTRA VIDA.
GRACIAS POR TAN LINDAS PALABRAS.
BESOTE Y UN ABRAZO

Leo dijo...

Elina, yo lo conocí con 28 y él tenía 25. A los 30 me casé, a los 31 tuve un hijo y a los 32 una hija. En Agosto hace 7 años que se me fue. Tuve una vida a su lado muy llena.
Besos.-

CANTACLARO dijo...

.

Bellos ambos testimonios.

Besos,

Ana Lucía

.

Leo dijo...

Agradezco tu mirada en mi blog. Por las dos, gracias.
Leonor