viernes, 29 de octubre de 2010

PASIONAL


Acaricia mi alma
la suave sonrisa
de tu amanecer y....
en mi pecho germina
la rosa divina,
de amor por ti.

Tus manos aladas
mariposas locas
vuelan misteriosas
el lecho de mi río,
succionando en el aire
el aroma perfumado
de vapores perdidos.

La rosa en mi caja
se ha vestido de gala
y al clavel de tu razón
besa y ama con fervor.

Retiemblan las murallas
terremoto en vaivenes,
agitando las columnas
que claman y danzan
por rumbos de pasión.

Amaina la tempestad,
se derumban las ansias
y el templo de pasiones
bajo las estrellas radiantes,
descansa en la noche
sus veleidades.


Leonor Rodríguez
Rguez.

1 comentario:

reltih dijo...

uffffff, me gusta su escrito!!! siempre es un gustazo leer su inspiración.
un abrazo