viernes, 23 de octubre de 2009

MI CIUDAD


El cielo se cubre de sombras
inocentes

Mi ciudad se envuelve en la noche
incipiente

La penumbra la viste de velos
empañados

Alumbrada por farolas
mortecinas
duplican su contorno
exagerado
en fantasmagórica
alegoría

Pierde sus colores
iluminados
por el sol que la vestía
a medio día

El murmullo de la ría le canta
nanas
que la dejan abatida y
dormida.

Leonor
22-10-2009

2 comentarios:

DIAVOLO dijo...

Y entre nanas duerme, pero mañana volverá a amanecer, y el sol volverá a vestirla... y la vida, como siempre, continuará.

Besos.

Leo dijo...

Gracias, Diavolo, eres un encanto, "mañana volverá a amanecer y el sol la acompañará en su vestir".
Abrazos
Leonor