viernes, 20 de noviembre de 2009

TRAICIÓN




Quisiera olvidarte y no puedo
tus infiernos gravaste en mi pecho
con puñales candente de desprecio,
usura, desamor, cinismo......

¡ Traicionero !, vendiste mi nombre,
sin pujar, siquiera, para ello,
por cuatro monedas y un regalo,
tu egoísmo, inculto, te ha cegado
sintiéndote bien pagado.

No siento, ni me apena,
ni me acongoja,
el amor que te he dado
sin pedir nada a cambio.

Fuiste clavel, de mi jardín,
esplendoroso y agitado
que cuidé con gran esmero
para que no fuera dañado.

Hoy has mordido la mano,
como lobo carnicero,
del que por tu bien lloró
las penas del infierno.

Todo te lo perdono,
alma de mi alma,
pedazo de mi corazón,
menos vender mi nombre
a un puñado de ratoneros
por tan poco dinero.


Leonor Rodríguez R.

2 comentarios:

Esencia dijo...

wauss que tremendo poema...
Te dejo mis saludos llenitos de cariño.

Esencia

Leo dijo...

Mi querida amiga, gracias. Este poema es mío, mío mío, pero lo quise compartir para que me sirviera de terapia como así fue.

Besitos mi amiga

Leonor