jueves, 4 de octubre de 2012

REALIDAD DE LA QUIMERA

 
 
ACTO I
 
La brújula cambió el rumbo
hacia el norte de mi ciudad,
sentada hacia la mar serena
he visto tu nave navegar.....
 
¡Marinero! ¿ qué has perdido
en esta isla de ultramar ?
 
solamente el alma mía
triste y silenciosa va....
mientras mi cuerpo se consume,
de resentimiento y enojo languidece....
por el mar bronco y fuerte
en desafuero vertiginoso
y entre sus fauces, encrestadas,
subccionar, hacia su fondo,
al amor que me adoraba
que, lo era para él, todo,en masa.
 
ACTO II
 
Tuvo que ser el halo
de tu "amor" desesperado,
en locura de la brújula
me trajo a tu lado,
de ver tu alma en pena
y tu cuerpo amodorrado, moribundo
en esta isla postergado.
 
No sucumbas ¡ mujer ! a tamaño desgarro,
tu "amor",en el infinito
también sufre tu desamparo....
que yo, obviamente y ahora....
te ofrezco mi hombro y pecho
para tu apoyo y desahogo de llanto;
en mi barco navegaremos,
tu "amado" será el remero
que, nos lleve a buen puerto.
 
ACTO III
 
Señor, surgido del mar:
 
De entre la bruma saliste,
sin temor y con ternura llegaste,
a mi alma solazaste presto
que,en mi cuerpo reina en enhiesta,
henchida de orgullo sereno......
al admitir a mi gran amor,
tome parte en el crucero....
y de llevar a bordo al piloto
que,me tendió su pecho y hombro
ante mi asombro, perpleja,
cuando ya me creía muerta;
señor, vaya pues,
mi suerte a tu lado dejo,
navegaremos donde nos lleve....
el viejo mar...... con sus vientos.
 
ACTO IV
 
Navegaremos, señora:
 
Por suerte en mi soledad
y a la brújula persistente,
ya no camina sola
mi tristeza que devora....
 
Vos seréis desde ahora,
el emblema de mis sentidos,
la que borre añoranzas
de un pasado perdido
pero, gozado en su tiempo,
enterrado bajo losa
en un bendito cementerio.
 
Sin rumbo navegaba
confundiendo día y noche,
hoy la luz, con faz de mujer....
abre camino, con nuevo broche.
 
ACTO V
 
Los latidos del alma
se confunden ansiosos
y mi corazón brinca
entre lágrimas y esbozos...
 
Sois vos, señor...
quien tienta ilusiones....
bajo palio de estrellas,
la Luna en medio,
"Maga hechicera".....
que, nos brinda la magia,
en esta noche serena,
de ver entre tinieblas
el cuadro que nos espera,
reinando en su alto
EL Y ELLA, ojo avizor
a los envites del mar traidor.
 
ACTO VI
 
La calma esta noche
vibra de emociones
y el talante de la palmera
nos abanica en su espera....
 
Señora.....la espera consentida
por ELLA Y ÉL....
al encuentro de ambos,
por ellos tramado.....
dejando en el vacío...tanto llanto.
 
Señora.....la palmera espera....
en mi corazón resuena cantos,
de ruiseñor, ángeles, violines....
al mirarme en tus ojos
que, tanto me dicen...
la palmera espera.....
y mi alma en su fuero,te estrecha.
 
ACTO VII
 
Señor: La esencia de vuestro canto
cubre las ansias mías.....
no desesperes amado...
ni la palmera se inquiete.....
por el amor consentido
y el fuego que has forjado.....
la llama incandescente
quema las cenizas amargas,
los malos vientos se lleva.....
la isla, esta isla, ahora nuestra....
se ha puesto su sayo de perlas;
la rosa revive fresca
se siente vigorosa, ardiente....
¡vivamos el presente!
que, la palmera espera....
la realidad de nuestra quimera.
 
Leonor Rodríguez Rodríguez
 
 
 
Safe Creative #1210192534538

3 comentarios:

Cinarizina dijo...

Mi querida Leo...es una delicia leer este poema...una bella y mágica historia de amor, donde el mar se confabula para resaltar el misterio de esa quimera, luego convertida en una hermosa realidad. Amiga mía, tus versos son hermosos, muy creativos y originales, por eso siempre me tienes acá subyugada. Te admiro mucho y te dejo todo mi cariño en un enorme abrazo.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Leonor:

Es un maravillosa historia de amor en verso, tiene argumento como para ser cantada en una zarzuela.

Un abrazo.

Gloria Gayoso dijo...

Mágica historia, nos lleva poco a poco a enredarnos en el nudo del relato en verso.
Cariños.
Gloria Gayoso