lunes, 3 de septiembre de 2012

DE MI OTOÑO EMBORRONADO




No se aviene a engaños de primavera
el árbol,
al observar su figura en el espejo
del lago,
la madurez hace tiempo se fue
de su lado
y rinde homenaje a sus años
en vano,
¡ de qué ! la experiencia para seguir
en lo alto,
si su cerviz inclina en vasallaje
reclamo
de aquélla que, en sigilo espera
paciente
el derrocamiento en cada poro
de éste
que, cansado de lo ya vivido
repetitivo,
mira de soslayo a la Parca
que viene
sonriéndole campechano, sin temor,
agradecido,
suplicándole de un zarpazo lo lleve
consigo,
no espere majestuosa, insolente
caprichosa,
verle tendido, agonizante, suplicante,
indefinido......
que, el morir no sea aberración,
suplicio.......


Morir es única palabra escrita
en el libro en blanco de nuestro
destino
que, este árbol comprendió,
aceptó,
desde su principio.


Leonor Rodríguez Rodríguez.



 

 
Safe Creative #1209032224111

4 comentarios:

ReltiH dijo...

LA VIDA OFRECE MUCHAS EXPERIENCIA. GRACIAS POR COMPARTIR LAS SUYAS.
UN ABRAZO

Ricardo Miñana dijo...

Un poema soberbio, mis felicitaciones Leo, un placer.
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

Cinarizina dijo...

Mi querida Leo...muy profundos pensamientos, un grito que sale del alma para decir la impotencia ante la muerte, que no debemos temer, porque quizás ahí empiece el verdadero vivir. Es un placer leerte, recibe mi cariño y un fuerte abrazo.
PD. Muy guapa, llena de garbo.

stella dijo...

Reflexión magnifica en el ottoño del árbol y de la vida, me ha gusstado muchisimo Leo
Un sbrazo
Stella